¿Cómo ordenar y conservar correctamente los alimentos en el frigorífico?


En el artículo anterior hablamos de las características de nuestros frigoríficos y de cómo optimizar su funcionamiento, pero ¿Cómo podemos colocar correctamente los alimentos? ¿Cómo conservarlos para aumentar su tiempo de vida útil?

Desde CENUDI queremos daros unos consejos para conservar mejor los alimentos.

¿Cómo ordenamos la nevera?

Puerta.

Es una de las zonas que menos enfría de la nevera. Cuanto más descendamos por los espacios de la nevera la temperatura también irá descendiendo.

El interior de la puerta la aprovecharemos para colocar productos como mantequillas, salsas, mermeladas y huevos, aunque éstos últimos se conservan bien a temperatura ambiente siempre y cuando no haga mucho calor. Como es la parte más cálida de la nevera, también colocaremos los condimentos y bebidas como la leche, zumos, vino o agua. Las bebidas que necesiten una temperatura más fría, es recomendable colocarla en la parte de abajo para que enfríen bien.

Parte superior

La aprovecharemos para colocar productos que no necesitan temperaturas tan bajas, por ejemplo conservas ya empezadas, pastas frescas y platos ya cocinados, eso sí, conservados bien, en un recipiente de cristal a ser posible. Al estar ya cocinados no necesitan de temperaturas tan bajas para su conservación como los alimentos crudos. Los alimentos empezados que queramos guardar los envolveremos bien en papel film o si tenemos oportunidad, envasados al vacío para alargar así su vida útil.

Zona media

En esta zona colocaremos productos lácteos, como quesos o yogures; también podemos colocar productos preparados para su consumo como platos elaborados, embutidos y conservas ya abiertas.

Parte inferior

Como se trata de la zona más fría, la reservaremos para colocar productos como la carne o el pescado, las cuales necesitan temperaturas más bajas. También colocaremos los productos que queramos descongelar.

Los cajones

Los reservaremos para guardar en ellos frutas y verduras que necesiten refrigeración. Algunas como las patatas, cebollas, ajos, tomates o cítricos es recomendable que no las conserves en la nevera.

¿Y cómo congelamos?

Congelar la comida es una opción muy útil para conservar los alimentos, pero para ello debemos hacerlo bien y tener en cuenta diferentes aspectos.

1.Usa el recipiente adecuado

Así evitaremos que la comida acabe abrasada por la congelación y posteriormente a la basura (lo que hemos denominado “quemadura del congelador”. Podemos utilizar tanto recipientes de cristal como bolsas específicas para ese uso.

2.Congela pequeñas cantidades.

De esta manera podremos descongelar pequeñas cantidades en función de lo que necesitemos y no nos arriesgaremos a tirar sobras de comida.

3.Elimina el oxígeno sobrante antes de congelar.

Así evitaremos el crecimiento bacteriano y la evaporación.

4.Cocina los alimentos

Si percibes que tus alimentos están caducando cocínalos antes de congelarlos, así prolongarás su vida útil.antes de congelarlos.

5.Corta los alimentos antes de congelar.

Sobre todo si se trata de verdura, para conservar mejor sus propiedades córtala en el tamaño en que vayas a cocinarla posteriormente y escáldala antes de congelar.

6.Etiqueta los alimentos

Etiqueta el recipiente con el nombre del alimento o plato que contenga y con la fecha en la que lo introduces en el congelador, así sabrás a simple vista que hay en cada recipiente y llevarás un mejor control de la duración de tus alimentos y platos.

7.Enfría los platos cocinados antes de meterlos al congelador.

Al igual que en el refrigerador, ya que la comida no se enfriará igual en todas sus zonas y nos arriesgamos a disminuir la temperatura de los demás productos que tengamos en el congelador.

Esto depende de todos los factores anteriormente explicados, si tomamos estas buenas prácticas la comida nos aguantará mucho más que si no las seguimos, pero os dejo una tabla de tiempo de almacenamiento para que la tengáis en cuenta de manera ORIENTATiVA.

Después de todos estos consejos todavía me queda alguna duda…¿cuánto tiempo me aguantará la comida en el refrigerador y en el congelador?

Espero que esta tabla os sirva de referencia, pero ya sabéis que hay que almacenar los alimentos de forma correcta.

Al ser esta tabla orientativa, después de haber tenido mi alimento almacenado en la nevera ¿cómo podría saber si sigue en condiciones para poder consumirlo?

Habría varios pasos a seguir para saber si está en óptimas condiciones:

  • 1. Visual: Observar si el estado de dicho alimento está como cuando se metió en la nevera o en el congelador.
  • 2. Olfato: Olerlo para comprobar si huele bien o no.
  • 3. Gusto: Probaremos una pequeñísima cantidad, para saber si tiene su sabor normal, pero sólo si los 2 pasos anteriores se han pasado con éxito.

Si se han pasado estas 3 pruebas, sabremos que nuestros alimentos están en perfectas condiciones para ser consumidos.

Estos son algunos consejos para estos días, espero os sean útiles para el futuro. Si necesitáis más información sobre cómo llevar la alimentación en el momento actual, podéis contactar con nosotros a través de nuestro email info@cenudi.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.